miércoles, 25 de abril de 2012

Se busca:



Busco chico alto, con buen andar. Maletín en vez de mochila. A ser posible, traje, nunca de rayas. Si no, vaqueros en su sitio. Ocasionalmente podría llevar pitillos de color rojo. Pelo corto, nada de greñas. Busco chico que se salte los semáforos al pasear por la calle, camine seguro y mirando al horizonte. Que no recicle pero sea limpio. Que deje un rastro de colonia a su paso y se pare en las tiendas de óptica. Cualquier cosa menos gafas Ray-Ban, demasiado vistas. Que diga la palabra planning y proponga cuando yo esté indecisa. Delgado pero no espárrago. Fuerte pero no cuadrado. Peinado pero nunca repeinado. Tez con moreno dorado. No exijo color de ojos, pero sí una mirada limpia y sincera. Busco chico que cruce por mitad de zona verde, salude a un perrito y conozca su raza. Erguido y decidido. Mirada detenida pero no intimidatoria. Curioso pero no fichón. Que acelere el paso al cruzar por la calle. Que conduzca seguro y al coger el volante por arriba estire el brazo izquierdo sobre él agarrándolo con fuerza. La otra mano en el cambio de marchas. Conducción rápida pero no temeraria. Calefacción alta en invierno y la ventanilla bajada en verano. Música media, no alta. Siempre con un paquete de Kleennex perfumado en el bolsillo. No fumador. Voz masculina pero suave, ni ronca ni afeminada. Cazadora y cuellos para arriba. Barba nunca, aunque tiene permitido no afeitarse por un máximo de tres días. Patillas cuidadas, a poder ser de tamaño medio. Nunca bigote ni perilla. Jamás gomina. Que le guste la lectura, pero no escriba. Romántico, pero no ñoño. Cursiladas no, gracias. Busco chico simpático, con sonrisa bonita. Que me haga reír y me enseñe cosas que ignoro. Manos bonitas. Que sea cariñoso pero no empalagoso. Celoso pero no obsesivo. Preocupadizo pero no paranoico. Deportista. Que sepa bailar, tenga ritmo y nada de vergüenza. Que saque la tarjeta antes de que yo encuentre mi cartera. Que no le importe llevarme el bolso. Con vidilla, echado para adelante pero no en exceso. Jamás soberbio ni egocéntrico. Que me escuche y me aconseje. Que me pregunte pero no me atosigue. Que me diga la verdad en todo momento, aunque me duela. Que me quiera, si es posible, tal como soy. Y, por supuesto, que me haga romper esta lista. 

2 comentarios:

  1. Wow! no te conformaras con cualquiera verdad? :) Pues creo cumplo con bastantes requisitos pero tengo unas Ray-ban y también tengo un blog jaja. Cual es la recompensa? $2,500 o una cita?
    Aqui te dejo mi blog:
    http://weeklyeconomyreview.blogspot.com.es/
    mi facebook es Dani Villagol.

    ResponderEliminar
  2. sin duda Albi! me ha encantado, el chico perfecto es el que tiene el punto medio de todo! y ya sabes que sigues siendo mi escritora favorita! ;)

    ResponderEliminar